Miedos – Yoga Murcia

Tema controvertido esto del miedo, ¿pero es que existe?, porque pocas veces los

adultos hablamos de nuestros miedos, les decimos a los niños que no hay que tener

miedo, aparentamos no tener miedo a nada, o al menos que son pocas las cosas

que nos dan miedo.

Porque no podemos permitirnos tener miedo, el miedo es rechazado en la

sociedad, miedo, miedo, miedo…

Y sin embargo, todos tenemos miedos, adultos, pequeños, ancianos, de todos los

países, de todas las condiciones. ¿Por qué no reconocerlo?

 

miedo yoga

Porque ni si quiera entendemos la función de dicha emoción: proteger nuestra

vida. Como siempre digo en las clases de yoga, si no tuviéramos miedo, saltaríamos

de un séptimo piso, porque total no pasa nada. Sin embargo no lo hacemos porque

tenemos miedo, miedo a hacernos daño, miedo a morir…

Y es eso, vivimos realmente con miedo, miedo al que dirán, miedo a que pasará,

miedo al futuro, miedo por el pasado, miedo a mi mismo, miedo a que me

despidan, miedo a no tener, miedo a enfermar, miedo… A MORIR. Nos cuesta

desapegarnos, porque una cosa es tener ese miedo al que nos hemos referido

antes: un miedo adaptativo, y otra cosa muy diferente es tener miedo a algo que

aún no ha sucedido, o que ya ha pasado y por lo que no podemos hacer nada. El

pasado, pasado es.

Mientras que el miedo nos acompañe como un aliado que nos prevenga sin

frenarnos, bienvenido sea ese miedo, pero la realidad es que muchas veces ni lo

escuchamos. Porque que yo sepa, para que el mensajero te de el mensaje, tendrás

que abrirle la puerta y coger el mensaje, leerlo, detenerte unos instantes, mirar.

Pero como tenemos miedo al miedo, ni le damos un tiempo, ni cogemos nada de

ese gran mensajero.

 

yoga murcia

El yoga nos ayuda a escuchar, a detenernos unos instantes y mirar ese miedo que

tenemos, grande o pequeño, eso no es lo importante. Importante coger el mensaje,

porque si no lo tomamos seguirá llamando a nuestra puerta, cada vez más

intensamente porque él tiene que entregar el mensaje. Cuanto más fuerte golpe tu

puerta, más te paralizas, menos actúas, menos avanzas. Todo porque no podemos

tener miedo, porque no hemos entendido esta emoción.

Todas las asanas o posturas que trabajan la zona de los riñones, cintura, pueden

ayudarnos a liberar el miedo que hayamos ocultado en nuestro cuerpo, cuando se

libere, mantente en el silencio interior, en el encuentro contigo observando cual es

su mensaje, verás que mejoras a todos los niveles, físico, emocional, psicológico…

Porque tener miedo es estar vivo, porque tener miedo es algo natural, porque

todos tenemos miedo, escúchalo, libéralo, compártelo, avanza.